Tocar gratis: ¿cuándo, cómo y dónde?

A todos nos han preguntado alguna vez (seguramente más de una) si queremos tocar en un evento; como buenos músicos, nosotros siempre queremos tocar donde tengamos la oportunidad. Cualquier persona que haya tenido la experiencia de tocar en vivo sabe que es una de las mejores sensaciones que existen; sin embargo llega ese momento incómodo en el que el organizador del evento, quien quiera que sea, sale con la interesantísima frase: “El cuento es que no tenemos para pagarle a las bandas”, y en ese mismo momento todo empieza a tomar forma…

Es una situación necesariamente incómoda y, generalmente, injusta. Desde nuestro punto de vista es absurdo tocar en algún evento sin recibir dinero a cambio, imagínense un restaurante con los mejores platos de porcelana china, cubiertos de plata y vasos de cristal finísimos, buscando la comida en algún basurero. Los músicos son la parte esencial de un evento musical, se cae sobre su propio peso, y como tal debería ser el primer nivel de inversión, no el sitio donde se busca ahorrar costos de producción.

Dicho esto, hay varios casos en los que tocar gratis puede ser beneficioso para los músicos, y aunque muy pocos, son a veces necesarios para desarrollar una carrera exitosa.

Lo más importante es determinar la clase de eventos y su desarrollo desde todo punto de vista. ¿Es un evento grande donde claramente hay personas asignadas para cada función? (Seguridad, entradas, sonido, luces, etc…), ¿qué clase de evento es? (evento libre, entrada con boleta, entrada por consumo, etc…) ¿Qué clase de público va a asistir? (Niveles de exposición, productores, gente del medio, etc…) y algunas otras variantes que sin duda tienen un papel en el proceso de la decisión.

Si el evento es realizado por algún amigo y es un plan relajado, no hay lío, a veces también es bueno tocar solo por diversión sin la presión del trabajo; sin embargo, si el evento es realizado con ánimo de lucro, y personas como el sonidista u otros realizadores están recibiendo dinero a cambio, es necesario poner las íes bajo los puntos y exigir una remuneración justa, a menos que a juicio propio el beneficio de tocar en el evento pueda ser obtenido de otras maneras como relaciones públicas, contactos con la industria, posibilidades de promocionar trabajos propios y vender mercancía, etc… (NO EN CERVEZA!! Si el “pago” es en cerveza, exija mejor una cantidad de dinero y usted elige si se la bebe o no.)

NUNCA, NUNCA, NUNCA, toque grátis en un restaurante o bar… Usted es el entretenimiento y debe entrar en la lista de gastos de cualquier establecimiento comercial, punto final.

Ahora, en todos esos casos, usted ha sido contactado, pero la mejor manera de hacer que tocar grátis sea algo efectivo, es organizando sus propios eventos; las mejores bandas del mundo lo han hecho así y es algo extremadamente importante, organizar un concierto con varias bandas, en las que todos llegan a un mutuo acuerdo de compartir pérdidas o ganancias, a cambio de público nuevo y expansión de la escena, es uno de los riesgos más necesario en la carrera de todas las bandas nuevas.

Tocar grátis no es el demonio, pero no es algo que se debe hacer a menudo y mucho menos cuando existe un posible beneficio. La industria mueve muchísimo dinero y lo más importante es encontrar las fuentes y explotarlas a nuestro favor. Ninguno está en esto por caridad y es importante tener eso claro. No, eso no es avaricia, eso es la definición de un profesional en cualquier medio.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
facebooktwittergoogle_pluslinkedinrssyoutubeinstagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *